jueves, 20 de agosto de 2009

Julián de la Vega, un coleccionista a todo dar.

Nunca ha viajado en 'El Halcón Milenario' ni en la 'Estrella de la Muerte', pero podría enumerar cada una de sus piezas, reconocería la orografía de los planetas Naboo, Tatooine o Dagobah sin haberlos pisado y sabe los secretos de Jabba el Hutt, Boba Fett, C3PO o Jar Jar Binks como si fueran sus compañeros de colegio aunque jamás se hayan sentado juntos...

Ya tiene más de 10.000 y dice haber hecho locuras por conseguirlos

Fue precisamente en los tiempos de la escuela cuando Julián de la Vega sintió la llamada del lado oscuro de la fuerza.

Admirador confeso de los malos de 'La Guerra de las Galaxias' "porque son más atrayentes y su iconografía es mejor" posee una de las mayores colecciones de artículos relacionados con una saga que, sólo en las salas de cine, ha recaudado más de 4.200 millones de dólares desde 1977.

Empezó a recopilar objetos con 10 años y ahora, camino de los 40, continúa alimentando su afición haciéndose de vez en cuando con nuevas piezas. Explica que se ha vuelto muy selectivo dado que George Lucas, el padre de las criaturas, "se pasa porque vende licencias a todo el mundo de modo que te sacan la misma figura 40 veces y solo le cambian el blister". Desde que Han Solo, Luke, la princesa Leia y compañía aparecieron en su vida, Julián ha hecho acopio de unos 10.000 artículos. "Me llamaron la atención las películas, tener las figuras y jugar con ellas". No le cuesta revelar que su verdadera aspiración es haber sido "uno de los personajes de la saga".

Echando la vista atrás recuerda que la primera figura que compró fue una de Luke Skywalker "vestido de piloto". Poco después, sintió la llamada del otro lado y se hizo con un Darth Vader que luce entre sus más preciadas conquistas.

Por lograr comprar naves, protagonistas, juegos, libros o escenarios ha hecho verdaderas locuras. "Me tiraba meses y meses sin salir para comprar maquetas", reconoce y, con la boca pequeña, revela que llegó a "hacer burradas como gastarme 600 ó 700 euros de golpe para comprar algo".

Cuando consigue la pieza ansiada, piensa en tener entre sus manos la próxima aunque siempre tiene tiempo para llevar un poco más allá su hobby y de vez en cuando deja salir al niño que lleva dentro.


Fuente: elmundo.es

1 comentarios: