miércoles, 20 de mayo de 2009

Star Wars vs. Star Trek

Por décadas, millones de fanáticos de la ciencia ficción se han dividido entre dos bandos: Star Wars o Star Trek. Habrá quienes digan que les gustan las dos, pero tengan por seguro que se inclinan más hacia una que hacia la otra. En esta épica guerra no existen puntos medios...

Yo me críe con Star Wars. Respiraba, comía y soñaba con Star Wars. Puedo recitar con extrema facilidad el diálogo entero de la trilogía original. Según me cuentan mis padres, cuando apenas tenía tres años, me sabía los nombres de los personajes de todas mis figuras de acción y –sin saber leer- podía colocarlos a cada uno en el lugar que les correspondía en el estuche de Darth Vader. En fin, Star Wars era mi vida.

Por el contrario, nunca me dieron ganas de ver una sola película de Star Trek. En mis ojos de niño, no eran más que una copia barata de Star Wars, esto sin saber que las aventuras a bordo del U.S.S. Enterprise llegaron al mundo muchísimo antes que George Lucas decidiera contar la historia del joven Luke Skywalker y su cruzada contra el Imperio.

Años más tarde, cuando Star Trek: The Next Generation debutó en la televisión, detuve el control remoto en dos o tres ocasiones en algún episodio de la serie, pero jamás me interesó. Honestamente, no tengo una razón específica que explique el por qué de mi rechazo a programa que me debería gustar, como buen fanático de la ciencia ficción que soy. Quizá es que no contamos con suficiente devoción para dividirla entre dos sagas tan magnánimas como éstas.

Ahora tengo 28 años y mi queridísima Star Wars, desafortunadamente, ha ido en picada. George Lucas se ha encargado muy bien de eso. Por más que quiera cegarme con el antifaz del fanatismo, tanto The Phantom Menace como Attack of the Clones – ESPECIALMENTE, Attack of the Clones- son dos filmes bastante malos. Siempre los querré, pero tengo que admitirlo. Revenge of the Sith es la mejorcita, y por mucho, de las tres precuelas. Por favor, de Clone Wars ni me hablen. Todavía estoy tratando de olvidarla.

No fue hasta la semana pasada que perdí mi virginidad “startrekiana” cuando vi la nueva Star Trek, y no fue hasta que salí de esa sala de cine que me percaté de la falta que me hacen las aventuras espaciales. Sobre todo ahora que Star Wars parece no tener salvación y Battlestar Galactica terminó su transmisión por televisión. Le di una buena reseña en el periódico y la consideré digna de satisfacer mi requerida dosis de ciencia ficción, llenando el vacío que dejaron Han Solo, Obi-Wan Kenobi, Yoda, Luke, Dath Vader, Leia, y el resto de la ganga.

Pero la pasión de un fanático es una fuerza muy poderosa y hay que tomarla en serio. A días de haber visto Star Trek, uno de mis mejores amigos, criado como yo, por los caminos de la Fuerza, me llama y me dice: “¡STAR TREK ES LA MEJOR PELÍCULA DE CIENCIA FICCIÓN EN LA HISTORIA!”. Absurdo, por supuesto, pero insignificante al lado de lo que expresó después: “¡ES MEJOR QUE STAR WARS!”. De la ola de insultos que le grité por el teléfono, el único que puedo reproducir aquí es que era "más traidor que Lando", y que a mi casa no volvía a entrar al menos que fuese de rodillas, disfrazado de Ewok y cantando “Yub nub”.

Así que, a raíz de éste incidente, mi corta luna de miel con Star Trek tuvo que llegar a su fin. ¿Tenía razón mi amigo, quien permanecerá en el anonimato con tal de salvarlo de una paliza por parte de una manada de fanáticos disfrazados de Wookies? Claro que no. Y aunque la tuviese (que NO la tiene), no existe una fibra en mí cuerpo que me permitiese admitirlo.

En el eterno debate entre si el Millenium Falcon o el Enterprise, Spock o Yoda, Han Solo o James T. Kirk, mi decisión está tomada desde que hace más de 25 años vi Return of the Jedi en la pantalla grande. Star Wars tendrá sus imperfecciones, pero es mía, y no tengo espacio en mi corazón para la otra. Mi niño interno jamás me lo perdonaría. Además, todos sabemos que Star Trek siempre ha querido ser Star Wars. Si no me creen…




Por Mario Alegre Femenías

Fuente: www.primerahora.com

2 comentarios: